(2017-07-19) Copago farmacéutico, retrasar la jubilación y pensiones privadas: la receta del FMI para España.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), organismo que ha tenido varios directores gerentes implicados en casos de corrupción, entre ellos el Sr. Rodrigo Rato, ha vuelto a recomendar al estado español que se siga la senda de los recortes, el copago en sanidad, los planes de pensiones privados, etc.

Decir que este “organismo” está al servicio del gran capital es algo ya conocido, pero una vez más se ha vuelto a superar en sus propuestas. Según el FMI, el futuro de las pensiones pasa por crear un sistema financieramente sostenible y socialmente aceptable, que a su juicio supondría repartir la carga de ajuste entre las generaciones.

Ya puestos a repartir cargas, en vez de hacerlo entre generaciones, podría hacerse entre clases, entre quienes más tienen y quienes menos, sobre todo teniendo en cuanta que estamos en un país donde cada vez salen a la luz más corruptos que en ningún caso devuelven lo robado, y que el fraude fiscal lo siguen haciendo los empresarios.

Noticia completa.

El Fondo Monetario Internacional vuelve a entonar sus recomendaciones más habituales con España. Mayor flexibilidad laboral, aumento de impuestos, aumentar la edad de jubilación y plantear el copago farmacéutico. A todas estas peticiones, el FMI ha incluido en su última propuesta la posibilidad de profundizar sobre los planes de pensiones privados como forma de solucionar el ‘entuerto’ de las pensiones en España.

Las pensiones son uno de los apéndices que desarrolla el Fondo Monetario Internacional respecto al sistema económico y político español. En un informe publicado este martes, el organismo internacional recomienda evitar el índice de la revalorización de las pensiones, lo que se traduce en que el Estado no debería aumentarlas siempre al mínimo legal exigido (0,25%).

Según el FMI, el futuro de las pensiones pasa por crear un sistema financieramente sostenible y socialmente aceptable, que a su juicio supondría repartir la carga de ajuste entre las generaciones. La traducción de esta recomendación puede traducirse de la siguiente manera: las pensiones no deberían recaer exclusivamente sobre los trabajadores, sino sobre los propios pensionistas (reduciendo la aportación económica del Estado).

En este sentido, el FMI considera apropiado alargar la edad de jubilación y fomentar el ahorro complementario, también entendido como planes de pensiones privados.

¿Hacia el contrato único?

El FMI lleva años, décadas, recomendando la aplicación de medidas, en su inmensa mayoría, liberales para los Estados. En este caso, solicita a España acabar con la dualidad laboral (contratos indefinidos y temporales) para fomentar un mercado de trabajo “dinámico y saneado que ofrezca oportunidades de empleo a todos los segmentos de la sociedad”.

Esto supone mayor flexibilidad, y por consiguiente, en la creación de un contrato único que aligere los costes empresariales.

Por otro lado, el FMI apuesta por reducir el gasto farmacéutico del Estado, lo que es una invitación formal al copago farmacéutico.

Noticia original ElBoletin.com.

 

Información adicional